26 de febrero de 2009

Retazos de realidad

En no pocas tradiciones orales la sabiduría viene representada por un templo con dos columnas en la puerta, estas dos columnas tienen nombre de elementos opuestos, llamaremos a una el MIEDO y la otra el DESEO. Cuando alguien se encuentra frente a esa puerta, mira la columna del miedo y piensa ¿qué me encontraré ahí delante?, luego mira la columna del deseo y piensa Dios mío, ya estoy acostumbrado a lo que ya tengo… sólo quiero vivir como siempre. Y se queda allí parado: a eso le llaman TEDIO.

Tedio, el movimiento que no cesa. El tedio y la rutina son refugios seguros, aunque uno se esté quejando todo el día. (Extraido de Paulo Coelho en artículo para El Semanal).

Mi arce esperando

Rutina y tedio son inmovilizantes, no le falta razón a Paulo cuando dice que la vida no le habrá enseñado nada a aquel que cuando recibe un empujón de la vida, se resiste y continúa en el mismo lugar, siempre quejándose, su sufrimiento habrá sido inútil. El quejica es un tirano para el que vive en su entorno, siempre pide atención, él es el más probrecillo, que le contemples de continuo, pero….. NO HACE NADA.

las chiviritas asomando a la primavera

el 1. ermita en medio del campo

Reconozco en mucha gente este inmovilismo, pero MI OJO MORADO atraviesa esa puerta cada vez que puede, a ver qué le depara esa inmensidad inexplorada. Es muy enriquecedor. Incluso las cosas rutinarias, las noticias, se ven con otros ojos, las piensas y las vives de otro modo. Recomendable cien por cien.

acompañante matutino en mi cristal

23 de febrero de 2009

Belleza en estado natural

23 febrero 2009
Contemplar a estas tribus de Etiopía del Valle de L'Omo retratadas por el fotógrafo alemán Hans Silvester es un placer para los sentidos. La reciente pasarela Cibeles podría perfectamente inspirarse en estos artistas, incluso muchos artistas plásticos contemporáneos.

Tribus de L'OMO / Hans Silvester

Arte y Sentimiento

23 febrero 2009
Cuando pensaba sobre el tema de la entrada anterior sobre el arte, intentaba encontrar preguntas y respuestas sobre lo que es el arte y el ser artista, (yo me siento artista pero no sé si lo soy y a veces lo soy, pero no sé si me siento artista) y encontré un montón de definiciones y mucha información, y no sabía cómo simplificar para quedarme con lo que me parece mejor a mi.
Para mi el arte es sentimiento, provocar con lo que haces un sentimiento, una emoción en el observador, que no se quede frío ante la visión de la obra, no hay peor cosa que la indiferencia. Es lo que yo más he disfrutado cuando he colgado obra en alguna exposición y es lo que me gusta sentir cuando voy a ver arte, que me provoque emoción, que me digan algo las obras, que me hablen. Muchas veces hay obras y autores de muy reconocido prestigio que a mí particularmente no me dicen nada, sin embargo otras y otros sí. Y no hay que darle más vueltas, habrá otros diferentes a mí que sientan emoción por lo que a mi no me ha provocado nada, y ya está.
Por casualidad conjugar esas dos palabras de aRte y SentiMiento me llevaron a descubrir a alguien que me recuerda a mi misma, una hermana gemela en la red, un regalo para el espíritu. Sentí una emoción inexplicable, me he quedado atrapada. Emana una sensibilidad especial de sus anotaciones en los blogs, tan delicadamente confeccionados. Mi mirada de ojo morado la veo repetida muchas veces en La mirada perdida, la veo también en Klimtbalan´s, cuantas cosas tenemos en común los humanos sin saberlo y que gratificante es descubrirlo y poder compartirlo de este modo. Desde luego recomiendo que si habéis llegado hasta aquí por favor, echad un ojo a estos tres blogs, merecen la pena de verdad y ya me gustaría a mí acercarme un poquito.

21 de febrero de 2009

Arte, lo contemporáneo, lo clásico, paradojas del mundo en que vivimos

21 febrero 2009

obra de Graham howe
Recientemente he leído a Juan Manuel de Prada decir que el arte se ha ido convirtiendo poco a poco en un enjambre de sucesivas falsificaciones, en las que el falsario ya no se conforma con imitar al artista, sino que simplemente se presenta como artista verdadero él mismo. Y que el arte ha dejado de regirse por reglas establecidas imperando el desorden. La impostura, la mistificación, el endiosamiento de la mamarrachada se han convertido en moneda de curso corriente. Que existe una jerga indescifrable que emplean los sacerdotisos del arte y que corre uno el riesgo de que le llamen reaccionario si dice eso que piensa y por ello es mejor decir amén, amén antes que recibir ese insulto.
Sobre el tiesto. Diseño y arte en la Rioja
Para mi, como humilde observadora, hay dos mundos, el de toda la vida con los clásicos (que sería el que a Juan Manuel de Prada le llena), que se adapta a unas normas y que esas normas son los estudios básicos p. ej. hasta la selectividad que debería conocer todo artista y el otro que es el de la ruptura de la norma, la trasgresión, la provocación, que serían ya los estudios superiores - por hacer un símil- y en que cada uno elige un camino a desarrollar. Este último es el que no acaba de convencer a todo el mundo y se dan un montón de paradojas. Si lo desplazamos a otros campos, por ejemplo en Ciencia, cuantas teorías hoy irrefutables y sus teóricos fueron en su época incomprendidos, juzgados, ninguneados, …etc. Ahora mismo me viene a la cabeza Darwin, que este año se cumplen 150 años de la Teoría de las especies. Y hoy los vemos casi como clásicos y decimos: fueron revolucionarios para su época. Pues yo diría que con mucho de lo que vemos hoy vanguardista, inenarrable si le diéramos un poso de tiempo vendría a suceder un poco de lo mismo.
Como ejemplo de las paradojas de la vanguardia me ha gustado lo que comentaba Antonio Muñoz Molina en unas jornadas el pasado año en ARCO.
Normalmente la explicación nace a partir de la obra, en muchos casos es la obra la que nace de la explicación. E incluso la explicación llega a cobrar más importancia que la obra, y en muchas ocasiones hasta llega a sustituirla…

... dado que la obra no habla por sí misma, sino que depende de la explicación, es muy importante quién da la explicación. Y aquí se produce también otra inversión, porque muchas veces la estrella no es el artista sino el explicador: el comisario… Se hace las siguientes preguntas, ¿cómo se forma el artista, cómo encuentra su voz y encuentra su propio camino? Y en segundo lugar, y me parece también muy importante, ¿cómo se forma el público, cómo se educa al espectador? Me parece que estas paradojas definen una parte de la situación del arte contemporáneo.

Velazquez - Bacon

Creo que no le falta nada de razón y me gustaría disponer de las respuestas a esas preguntas, pero creo que existen demasiadas respuestas y que el tribunal calificador no daría por buenas todas, y ¿dónde reclamamos si no es la respuesta correcta?

13 de febrero de 2009

Arte o Vandalismo. Grafos en cuestión

13 febrero 2009
Cuando recorro el bosque sobre todo me gusta mirar lo que encuentro a mi alrededor, disfruto de lo que me ofrece la naturaleza, de los árboles, de las plantas, del aroma, de los insectos, de las piedras, del musgo, haya flores o haya espinas, haya arañas, cardos, culebras o lo que sea, todo está integrado y todo forma parte de un conjunto, todo tiene su razón de ser. Mi ojo lo ve así, pero me consta que mucha otra gente, cuando hace el mismo recorrido, todo le es molesto, le sobra la abeja, la salamandra, las espinas, le es trabajoso andar por un terreno pedregoso, o con cuestas y para esa gente un porcentaje elevado del entorno sobra.
Lo mismo diría yo con el grafiti, es arte, es vandalismo o es suciedad, pues yo diría en este caso también que depende de la mirada. Hay miradas y miradas.
Hoy he leído la noticia sobre las declaraciones de la Delegada de Medio Ambiente en Madrid, Ana Botella, respecto a los graffitis.
“Los madrileños deben “chivarse” a la Policía cuando ven a un grafitero"... "Los grafitis no sólo afean la ciudad sino que generan, además, un coste absurdo que pagan los madrileños con sus impuestos: nada más y nada menos que seis millones de euros"... "Queremos que los grafitis vayan desapareciendo poco a poco porque no son arte, sino una lacra social. El Ayuntamiento se gasta mil millones de las antiguas pesetas todos los años en limpiar grafitis, con los que podríamos hacer seis escuelas infantiles. La libertad del grafitero termina donde empieza la libertad del dueño de la fachada pintada",...ETC
Que decir ante estas declaraciones, muchos municipios gastan mucho dinero en limpieza de fachadas y no dudo de que algunas de estas manifestaciones estén alejadas del arte, pero yo creo que habrá , como en todo, un término medio. Entre los grafitis hay verdaderas obras de arte, que nada tienen que envidiar a las expuestas en muchos museos, hay una cultura grafitera que parece respetuosa, muchos de ellos realizan sus obras en sitios incluso con el permiso de los dueños, no hay más que ver que en muchos municipios lo que empezó siendo pintadas callejeras, que primero se limpiaban, luego se toleraban y ahora esos pintores son contratados incluso por los mismos ayuntamientos para decorar obras públicas. Los departamentos de cultura de muchos municipios organizan concursos de grafiti y se enseña a los niños a manejar los sprays. En Jerez, un muralista y educador social reconduce a los jóvenes a hacer grafiti de mural y evitar el gasto en limpieza, incluso muchos jóvenes acuden a escuelas de arte tras la experiencia. Todo esto quiere decir algo. Pensemos un poco.
La cuestión no parece estar en decidir si un grafiti o pintada es arte o delito, sino en combatir a los delincuentes y prestar espacio a los artistas. Es una cuestión estética cuya decisión final no debería dejarse al arbitrio de cualquiera.
Ya en 2008 se intentó ofrecer en Madrid zonas con murales para hacer grafitis y poder expresarse, pero se convirtió en batalla política entre los impulsores de la idea y los detractores, como siempre una idea buena al final queda en nada por asuntos políticos partidistas. A la señora Botella igual le pasa lo que en 1992 ocurrió en Francia, un grupo de los Éclaireurs de France –los boy scouts franceses–, mientras limpiaban las paredes de la gruta de Mayrières, borraron algunas de las pinturas rupestres de bisontes que algún vándalo pintarrajeó allí hace 15.000 años.
No supieron distinguirlas.

2 de febrero de 2009

Daños emocionales. Crisis y globalización

2 de febrero de 2009

Para los que tenemos una cierta edad, el que vayan desapareciendo una tras otro los productos o marcas que llenaron nuestra infancia y juventud nos produce, o por lo menos a mi, sobre todo un daño emocional. Para las grandes multinacionales globalizadoras serán daños colaterales y necesarios, esto mirado claro está, desde el punto de vista del gestor de empresa y constituirán un minúsculo punto en su galaxia.
Todo esto viene a cuento de que me he enterado que la fábrica de Quesitos El Caserío de Mahón (Menorca) desaparecerá y que le empresa Kraft Food planea trasladar a Bélgica la producción y comercializará los productos belgas más consolidados. Yo creo que desde que tengo uso de razón en mi nevera siempre ha habido quesitos El Caserío. Al parecer estos 80 años de historia se borrarán de un plumazo y aquella empresa de preguerra y postguerra que inició su producción casi artesanal en los años 30 y que se consolidó a nivel nacional con el lema "del caserío me fío" , empresa que ha mantenido a varias familias durante generaciones va a ser engullida como una más de las tantas que son pasto de estos momentos de crisis y globalización.

qué buenas son ...

Recuerdo también otro caso similar, el de las galletas Maria Fontaneda de Aguilar de Campóo, allá por el 2002 pasó algo similar, la multinacional propietaria consideró mejor trasladar la producción, ya no era rentable, nos americanizamos con los cereales y se consumían menos galletas. Esa galleta símbolo de un pueblo provocó numerosas manifestaciones y por lo menos no se llegaron a perder del todo los puestos de trabajo, puesto que fue comprada la empresa por otra marca (galletas Siro) aunque ya no se comercializa la antigua marca.

Y mirando más atrás, cuando yo era niña y viviendo en Burgos, existía una fábrica de galletas que se llamaba Loste, publicitaba sus productos como "ni oste ni moste, galletas Loste", era todo un símbolo en la ciudad. Era una fábrica que se abrió por 1940, para evitar el paro obrero, pero un buen día vinieron también unos belgas (Beltsein) y compraron la fábrica, en aquel momento en la ciudad se vio con buenos ojos, estoy hablando de los años 60-70, y fíjate que importantes en Burgos que vienen extranjeros a interesarse por nosotros, pero con el transcurso de los años, aquellos belgas cerraron la fábrica y vendieron los solares, hoy sólo se conserva la plaza que lleva el nombre de Loste, el resto es historia.

ni oste ni moste, galletas Loste

Las personas que dejan huella suelen tener el nombre de una calle, y las ciudades que los vieron nacer las recuerdan, igual también estos productos que han convivido con nosotros tanto tiempo también se merecen una calle, por lo menos para que queden en el recuerdo y llenen un poquito el vacío emocional. Desconozco si existen placas que recuerden a las Maria, pero por lo menos en Burgos, la plaza sí recibe el nombre de Loste, aunque de aquí a poco nadie recordará a qué fue debido. Esto es el progreso, no es para nostálgicos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...