16 de agosto de 2009

Visitantes de mi jardín que se hacen querer

16 agosto 2009
Varios años han transcurrido ya de disfrutar de un pequeño espacio verde junto a la casa de pueblo que utilizo para alejarme del estrés que impone la ciudad. Este espacio se ha convertido con el tiempo en arteria vital y necesaria para mi. Fluye la vida estación tras estación.
Durante muchos años la protagonista ha sido "Minina". A cambio de alimento he recibido más de lo que yo he dado y cuanto agradecimiento ha mostrado con sus pequeños gestos, me ha presentado a sus sucesivas generaciones de retoños, ha defendido mi jardín de intrusos, me ha ronroneado pegándose a mi al caminar por el jardín y sobre todo, ya hubieran pasado semanas o meses de espera, siempre me ha recibido alegremente, abriéndome la casa y dándome la bienvenida, pero Minina seguramente ha cumplido su ciclo vital y ya no viene a verme.
Mirlo común (Turdus merula)
Desde la ventana miro el jardín y veo a los mirlos comiendo lombrices, moviéndose a saltitos por el cesped. No faltan los colirrojos, estoy convencida de que crían en una pared de piedra que hay a la espalda, cómo les gusta otear desde un pequeño saliente.
Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)
También son habituales como no, los gorriones, así como los verdecillos, carboneros, jilgueros, incluso los pardillos han anidado en un frondoso seto que ahora he eliminado.
Gorrión común (Passer domesticus)
Verdecillo (Serinus serinus)
No es habitual pero de vez en cuando suelen aterrizar los estorninos, alguna urraca se da un paseo de reconocimiento o las lavanderas buscan algo de alimento.
Urraca (Pica pica)
Y no digamos la alegría de reconocer en un arbusto a un chochin dando saltitos y elevando su colita, o una abubilla que enseguida emprende el vuelo y como olvidar aquel día en el que vino un pico carpintero y se situó en el tronco del arce durante breves segundos.
Lavandera blanca (Motacilla alba)
Este verano tengo dos amigos que se han hecho habituales, por un lado la tórtola turca que con su canto continuo nos anima el día, parece que le ha gustado el poste de la luz y no lo abandona, sólo para realizar un corto paseito.
Tórtola turca (Streptopelia decaocto)
El otro amigo habitual de este verano es un torcecuello. Es un pico carpintero peculiar y yo le creía un pájaro improbable de ver pero ¿quien me iba a decir a mi que me visitaría a diario? Ver un torcecuello parecía tarea difícil por las referencias ornitológicas y al parecer lo primero que lo identifica es el canto y luego a duras penas es observable, pero a mi jardín aparece cuando le viene en gana, incluso con mi presencia cercana ¿Me habrá perdido el miedo?
Torcecuello (Jynx torquilla)
Torcecuello (Jynx torquilla)
Gracias a mi amigo Carles, quien tiempo atrás me hizo aficionarme a esto del mundo pajareril, sé que comen hormigas y quizá por haber encontrado las hormigas de su gusto en mi jardín el torcecuello viene a diario.
Torcecuello (Jynx torquilla)
Torcecuello (Jynx torquilla)
En pocos días dejaré por algún tiempo de contemplar el jardín, hasta la próxima vez que quién sabrá qué sorpresas me deparará este trocito verde en la provincia de Burgos.

7 de agosto de 2009

En busca de los últimos quebrantahuesos

7 agosto 2009
Garganta de Escuaín ** Ordesa
La palabra quebrantahuesos evoca en mi memoria una de esas palabras compuestas que utilizaban los adultos para amedrentar a los niños. ¡qué viene el sacamantecas! me decían de pequeña, y yo pensaba que cada vez que mi abuela me ofrecía una pasta de manteca (p.ej. las de Reglero) aquella noche vendría él y me sacaría todas las mantecas de las entrañas. Pues con el quebrantahuesos me pareció lo mismo hasta que ya en edad adulta supe de su existencia.
Quedan muy pocos, tan pocos que se están haciendo muchas actuaciones por varios frentes para preservarlos. Sabedora de que una zona del pirineo aragonés denominada Escuain se ven todavía quebrantahuesos, he aprovechado para acercarme e intentar su observación.
Iglesia y casas de Escuain ** Ordesa
Escuain es un conjunto de casas inhabitadas que se encuentra situado sobre una gargante rocosa que recibe su nombre, Garganta de Escuaín, y que en su profundidad discurre el rio Yaga en su tramo superior. Aquí en una casa aparentemente habitada es donde se ubica el Centro de Interpretación del Quebrantahuesos. Una guía muy amable nos indicó todo lo relativo a la posible observación.
Centro de interpretación del Quebrantahuesos. Escuaín
Desde Escuain el entorno es salvaje, se puede apreciar su belleza desde un recorrido con unos miradores a la garganta situados junto a las pocas casas del pueblo en un recorrido de apenas 20 minutos. Pero para mejor conjunción con el entorno se puede acceder caminando bastante por pista hasta llegar al inicio del cañón por los Valles, unas dos horas y pico disfrutando del camino, donde el terreno se hace pradera y existe un puente, el puente de Los Mallos, para poder atravesar el Yaga que salva un desnivel importante (no sabría decir si unos 60 metros o más, no apto para personas con vértigo).
Desde aquí se podría pasar al otro lado del cañón y seguir un recorrido hasta otro pueblito llamando Revilla donde la Fundación del Quebrantahuesos tiene un centro de investigación.
Silueta del quebrantahuesos
Pareja de quebrantahuesos en vuelo
Ya a mitad de recorrido, mirando al cielo se recortaba la silueta del primer quebrantahuesos, qué diferente de la del buitre..., la cola muy larga, sobresale mucho del cuerpo y tiene forma de rombo, como la del alimoche, el cuerpo con color más claro, en algunos ejemplares más oscuro, indicativo de la edad del animal. De repente se empezaron a ver algunos ejemplares más. Tras llegar a la pradera donde había vacas pastando, pudimos hablar con el guarda de Medio Ambiente que apareció en su todoterreno, su tarea era de vigilancia y de no permitir acercarse a menos de una distancia prudencial a un muladar, dónde precisamente ese día se había hecho el aporte de alimento para la subsistencia de la especie. El guarda nos dejó permanecer escondidos dentro y detrás de un serbal.
Quebrantahuesos adulto (más de 6 años)
Y así fue como vi después de un rato largo, como bajó un quebrantahuesos a dar cuenta de algo de comida que quedaba, lamentablemente no duró mucho el espectáculo pues pasaba gente por la pista (discurre algún tramo de la GR 11 por allí) y son muy desconfiados y levantan el vuelo rápidamente. Después de esperar bastante tiempo pudimos ver un segundo animal bajar al muladar, éste más joven con el cuerpo oscuro.
Alzando el vuelo
Con la satisfación de haber conseguido el reto propuesto empredimos la vuelta, que se hizo larga y casi llegando a ver la torre de la iglesia de Escuain, nos salió o se asustó de nosotros un jabalí en toda regla, con colmillos importantes, únicamente pude sacar su estela, tal fue la rapidez del encuentro.
Para saber más del quebrantahuesos, sus costumbres de "cainismo" por la supervivencia de un segundo pollo, el color anaranjado de su cuerpo de adulto teñido por el barro, los rompederos de huesos, y que Pirineos en Europa es el único entorno que se considera viable para su supervivencia, os dejo un enlace a la fundación que los cuida.

6 de agosto de 2009

Viadós. Caminado por suelo alpino en el pirineo

6 agosto 2009
Borda en Viadós ** Posets-Maladeta
El valle de Chistau es uno de esos valles del Pirineo bastante inaccesible. Hace ya tiempo cuando estuve en Benasque me quedé -aunque próxima en distancia (unos 20 Km)- con ansia de acercarme a Plan, pero no lo hice por la dificultad del acceso desde allí.
Plan, ese pueblo que tan conocido se hizo a raiz del anuncio que pusieron unos solteros en El Heraldo de Aragón en los años 80 con objeto de encontrar pareja, ya que en su valle escaseaba la población femenina.
Se me ocurre pensar que de haberlo hecho en la actualidad, hubiera sido tal revolución mediática, que seguramente habría desviado profundamente el discurrir cotidiano de la vida de este valle. Un gran hermano pirenaico.
Bordas de Viadós ** Posets-Maladeta
Ahora he tenido la oportunidad de acercarme y visitar el valle, hay que coger una pista forestal a la derecha bien indicada que se encuentra en la carretera de Plan hacia Gistaín, en una curva cerrada. Se debe seguir esta pista rio Cinqueta arriba durante unos 10 Km, es bastante estrecha y a menudo hay que hacer maniobra para dejar pasar a los vehículos que te encuentras. Se va pasando por algún que otro campamento, en esta temporada lleno de Scouts, hasta llegar a una zona donde hay una ermita chiquitita de la Virgen Blanca y aquí se debe coger una pista que sube bastante en altura y que indica a Viados. Llega un momento en que se acaba y se debe dejar el coche donde mejor se pueda. Aquí el espectáculo es incomparable, una pradera verde llena de flores y un montón de bordas para el ganado, parece haberse trasladado uno a Los Alpes. He conocido muchos valles bonitos en el Pirineo, pero éste conjunto de bordas, pradera alpina y majestuosas montañas de piedra, pocos. Se tiene una vista hermosa del Posets, que se puede ascender de aquí por su cara Oeste.
Las bordas de Viadós
Una vez aquí y sin ánimo de emprender ninguna subida me dediqué a disfrutar del entorno. Una de las bordas es refugio de montaña y paso obligado de los montañeros de la GR11.
Borda en Viadós
Muchas veces para ver Sarrios hay que desplazarse mucho en altura y apenas ves de lejos alguno, en algún risco, recortados contra el cielo y observándote, pero aquí tuve la oportunidad de ver un rebaño de unos 14 miembros, estaban en una zona de pasto cercana a las bordas en el otro márgen del río. Se ve que bajan a compartir la sal que los ganaderos de la zona les dan a las vacas. Con mucho cuidado, detrás de unos pinos y sintiéndome observada por los Sarrios pude disfrutar de sus movimientos durante más de media hora.
Sarrios en Viados ** Posets-Maladeta
Los cardos erguidos mirando al cielo, compartiendo su polen con multitud de abejorros que trabajaban afanosamente en sus flores, predominaban en el suelo ofreciendo una estampa muy agradable a la vista.
Si se puede alguna vez, este sitio debiera visitarse para ser consciente de algunos valores que deben mantenerse. Hay mapas de contaminación acústica, que para mi miden el grado de "ansiedad" de nuestra sociedad, yo invitaría a recorrer este mapa de tranquilidad que de seguro reforzará nuestro ánimo.

3 de agosto de 2009

Reflexión de una mente privilegiada. Crisis y Einstein

3 agosto 2009
Esta reflexión de una gran mente la he leido en un comercio, un comercio de esos que están metidos de lleno en la crisis actual, una inmobiliaria (en la localidad de Ainsa en Huesca). El cartel con este texto ocupaba todo el escaparate de la tienda, me dije al leerlo qué análisis tan acertado y por ello creo que merece la pena dedicarle un minuto.

No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos.

La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia.

El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.

Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo.

En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.

Albert Einstein (1879 - 1955)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...