28 de septiembre de 2010

Acantilados de Barrika. Acuarela

28 septiembre 2010
 Acantilados de Barrika. Playa de la cantera
Acuarela. 46 x 61 * Papel Arches grano fino


Vuelvo una y otra vez a pasear por estos acantilados de Bizkaia. Me gusta que la brisa me dé en la cara y observar la vida a mi alrededor. Ver a las gaviotas volar, planear sobre mi cabeza,  escuchar el sonido del mar rompiendo contra la roca. No me canso de interpretarlos sobre el papel.



22 de septiembre de 2010

El ojo puesto en los ojos

22 septiembre 2010


Me pregunto cómo interpretarán la luz en sus cerebros con estos ojos. ¿será más humana o más animal su visión que la nuestra?


17 de septiembre de 2010

Un graffiti en el Bronx, Nueva York

16 septiembre 2010
Si vas como turista a Nueva York seguramente te llevarán a ver algunos graffitis en el barrio neoyorquino del Bronx. Es una pena que una, que ya tiene una edad...., no se atreva a ir a ese barrio por su cuenta y riesgo y pueda callejear para descubrir paredes.

Uno de los que se visitan es un graffiti que ocupa toda la pared de un pabellón industrial en el Bronx. Al parecer está realizado por 14 escritores de graffiti y es una crítica contra la guerra, el dinero y los políticos, teniendo como personaje principal al Tío Sam (éste, en Estados Unidos viene a representar al mundo de los impuestos, es decir, Hacienda). Por tanto es una crítica al mundo globalizado en que vivimos.


En el graffiti se combinan las firmas de los escritores que lo han realizado en wild style (estilo salvaje), donde apenas se distinguen las firmas por los adornos, flechas y quiebros que acompañan a las letras. Se combina, decía,  con una historia contada en imágenes con personajes y líderes mundialmente conocidos, acompañados de imágenes de guerra y destrucción.

el tío Sam
Bin Laden y Putin





12 de septiembre de 2010

La madre. Relato de una pérdida

12 septiembre 2010
Entró muerta al hospital, sin posibilidades, apenas le quedaba tiempo de lucha, era inminente su final. Aún así, como si se lo hubiera propuesto 10 años antes, cuando aún era ella, la madre consiguió reunirlos a todos, al marido y a los hijos que aún le quedaban vivos.
La madre dedicó su vida única y exclusivamente a atender a su esposo y a los hijos que fueron llegando, pausadamente cada dos o tres años, menos el último que se presentó por sorpresa cuando no se le esperaba. El más mimado.
La madre lo dio todo sin pedir nada a cambio y esos hijos fueron creciendo y fueron abandonando el nido con los distintos destinos que les ofreció la vida.
En las reuniones familiares, los hijos tomaban a broma sus primeros desvaríos, sus primeras ausencias. ¡qué cosas se le ocurrían a la madre! comentaban entre ellos. Ella, sin embargo, insistía en que le entraban en la casa y que le hurgaban en aquella cajita que reunía sus tesoros, una y otra vez volvía a insistir en que le cambiaban las cosas de lugar, como jugando al escondite con ella. No entendía por qué su esposo no le ponía remedio a aquella situación.
Poco a poco la madre fue olvidando las cosas, las caras, los nombres, se olvidó de si misma privándonos de su compañía y poco a poco se hizo cada vez más dependiente, como si hubiera agotado todo lo que tenía para dar y ya no había nada más, sólo podía ya vegetar con aquella sonrisa que nunca le faltó.

Los 10 largos años de dependencia, anclada a una silla de ruedas y de lento deterioro, se hicieron presentes en las conversaciones al pie de la cama del hospital. Allí acudieron de lejos y de más cerca todos los hijos, incluso los nietos, acompañando al padre y abuelo en aquellos momentos tan duros. Ella, la madre, se resistió a morirse tan pronto, todo para darles tiempo de hablar lo que nunca habían hablado, de conversar, de perdonar, de llorar, de reir, de conocerse mejor, de estar juntos como en los viejos tiempos. Sólo ella fue capaz de conseguirlo y una vez cumplido su objetivo decidió por fin morirse, para que fueran cumplidos sus deseos expresados en una carta que dejó, lacrada y escrita por ella, cuando aún era ella.

Descanse en paz,  mirando el Cantábrico desde lo alto del monte donde se forjó esa familia.

Mercedes: in memorian

4 de septiembre de 2010

Planeta de síntesis fractal

04 septiembre 2010







Resulta interesante el imprimir movimiento a los fractales, de este modo me permito sugerir un proceso de creación de un planeta, de esos planetas fractales que me gustan y que los lleno de habitantes, de mundos imaginarios tan lejanos y tan próximos a la vez.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...