27 de febrero de 2011

Cuatro casas en Somiedo

27 febrero 2011
Cuatro casas I
Acuarela
42 x 29,7*papel de grabado Super Alfa

Cuatro casas II
Acuarela
42 x 29,7*papel Arches grano grueso
Casas sueltas al abrigo de la montaña cercanas a Pola de Somiedo, recuerdos de los días recorridos con buen tiempo por la zona.



15 de febrero de 2011

Algo se mueve en el bosque

15 febrero 2010

bosque I
acuarela
38 x 21 * papel Arches grano grueso

Mi afición por los bosques no termina en la mera contemplación o recorridos por ellos, los necesito a mi lado, intento interpretarlos plásticamente. En épocas pasadas utilizaba más el óleo y ahora más la acuarela. Siempre me han fascinado los árboles y la vegetación en general.
bosque II
acuarela
38 x 21 * papel Arches grano grueso
Ahora también intento explorarlos en busca de pájaros y entre las sorpresas que pueden deparar en cualquier esquina, el pasado fin de semana he sido testigo de un espectáculo pocas veces contemplado.
Es la hora del atardecer, la luz se va atenuando y empiezan a aparecer bandadas de miles de pájaros, gritando, forman como tubos que se mueven en una misma dirección por encima de nuestras cabezas y del bosque de hayas donde permanecemos. Se posan en las ramas de las hayas desnudas, cada pájaro asemeja a una hoja, y de repente el haya que estaba desnuda se ve cubierta totalmente de pájaros, como hojas que le han brotado de repente, permanecen unos minutos y vuelven a moverse a otro lado, vienen más pájaros, forman nubes de ellos por encima de las hayas, han cubierto por completo el bosque. Estos vaivenes se van sucediendo en el tiempo, apenas 20 ó 30 minutos, los que atentos observamos, hacemos fotos con la poca luz que queda, los que tienen telescopio son más afortunados pues pueden apreciar que se trata de bandos de pinzones reales (Fringilla montifringilla), unos pajarillos de no más de 15 cm.

Este año han escogido este dormidero, en el macizo del Gorbea, son según los entendidos unos 2 millones de pinzones reales, que vienen de la lejana rusia a consumir nuestros hayucos y que al atardecer se juntan todos en esta zona para luego pasar a un cercano bosque de ciprés de Lawson donde pasarán la noche. Misterios de la naturaleza que tendrán una explicación.
Llega un momento que de repente alzan el vuelo y como si de una orden celestial se tratara se trasladan en bandadas al bosque de cipreses, no queda ni uno en las hayas y solo se oye un fuerte griterío en la lejanía.


11 de febrero de 2011

El año de los bosques

11 febrero 2011
chopera
Los primeros recuerdos que tengo de los bosques son de infancia, bosques de ribera que proporcionaban sombra ante el excesivo calor de los días de verano, choperas, saucedas, alisedas. Ya desde entonces los contemplaba, intentaba observar y sentir todo aquello que parecían decir, tan inmóviles, dejando pasar mansamente el curso de los ríos, sólo mecidos por el aire. Caminaba por el sotobosque en busca de algún capricho de la naturaleza, bien cogiendo flores o buscando las más preciadas setas.
hayedo
De más mayor he seguido cultivando el gusto por caminar por el bosque, y tengo muchos preferidos. Me permiten disfrutar de momentos de desconexión con el estrés cotidiano, me permiten disfrutar de la biodiversidad que acogen.
mixto hayedo - coniferas
Entre mis bosques, me encantan los hayedos, que casi no permiten el crecimiento de otras especies de árboles a su alrededor y que forman un bosque denso y oscuro. El sonido de caminar por su suelo cuando están las hojas caídas es incomparable y el paisaje es excepcional en las diferentes estaciones.
robledal
Los robledales, de distintos tipos, tan difíciles de identificar, robles albares, robles melojos, a menudo marcescentes, que no acaban de tirar la hoja en otoño y permanecen en el árbol secas y rojizas. Contemplar el suelo lleno de bellotas y quizá en alguna ocasión llegar a ver algún jabalí. Las dehesas castellanas donde los robles se han hecho enormes por el paso de los años tomando figuras caprichosas son paisajes mágicos.
Los pinares, y entre ellos los que más frecuento,l os de pino rojo, inconfundible el olor de la resina y la sensación de humedad. El pino mediterráneo que curva su tronco caprichosamente y el pino negro pirenáico tan majestuoso.
dehesa de robles

Los encinares, de los más abundantes, esos árboles que se mantienen siempre con hojas, con aspecto rechoncho y chaparro y verde que pueblan el paisaje peninsular.
Los sabinares, árboles peculiares y genuinos de la península, que soportan temperaturas extremas y que crecen bastante separados los unos de los otros, árboles milenarios y amigos de la paciencia.
hayedo abetal

Castañares, madroñares, alcornocales, pinares, hayedos, robledales, encinares,  todos ellos se merecen un respeto de esta humanidad que los explota y que ha llegado a un punto límite de no retorno. Este año es el año de los bosques, para tomar conciencia de hacer algo, no ya por ellos, sino por nosotros mismos. Cada año, mas de 130.000 km² de bosques se pierden debido a la deforestación. Esto contribuye al calentamiento global y al cambio climático. Los bosques son el hábitat de alrededor de dos tercios de todas las especies de la tierra, que se dice pronto, son por tanto, reservorios de la biodiversidad. Dicen que la deforestación de bosques tropicales produce pérdida de biodiversidad de hasta 100 especies por día. El año pasado fue el año de la biodiversidad y ¿qué hicimos por cambiar en algo?
roble invernal

pinar

arbustivo

bosque fractal

pinar




4 de febrero de 2011

Estaba sola la barca en el canal

4 febrero 2011
 B a r c a   I
Acuarela
25 x 36 * papel Fabriano aquarelle fontenay 300 g/m2

B a r c a   II
Acuarela
24 x 32 * papel Canson aquarelle fontenay grain torchon 300g/m2

B a r c a   III
Acuarela
20 x 30* papel Clairefontaine aquarelle etival grain torchon 300g/m2
Reflexiones en torno a mi misma: En la búsqueda de una mejor expresión en esto del agua, he probado con diferentes papeles, papeles que en opinión de algunos son de inferior calidad al Arches. Aún y todo, permiten también jugar con el agua. 
A pesar de las crisis que suelo sufrir en la ejecución de la obra, hay momentos en que me dejo llevar por el agua y el pigmento y consigo resultados que me agradan, siempre me dejo guiar en la ejecución por mi lado intuitivo.  Después de un tiempo, cuando ya ha reposado y dejado de ser contemplada la obra, a veces me da por pensar que  no sé si sería capaz de repetir los trazos. Esa barca amarrada al borde del canal de Hano en Santoña ha sido el  motivo para la práctica con papeles. 






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...