9 de diciembre de 2009

Mi bosque desde otro punto de vista. Microcosmos

9 diciembre 2009

 liquen arborescente
He ido a visitar mi bosque, uno de mis bosques porque tengo muchos preferidos, éste en concreto alberga una importante masa de Pinus sylvestris, ese pino que a medida que tu vista avanza hacia la copa se vuelve rojizo. Y cuando el pino tiene muchos años  su copa es muy elevada y esbelta, pero no es este el caso de mi bosque, porque todavía le queda mucho recorrido.


Una piña en una corteza de pino, parece un árbol de pino pintado

Lo más preocupante ha sido el contemplarlo casi muerto, apenas se veía verde en las copas, sólo verdeaban algunas zonas que yo definiría de minúsculas, las copas aparecían con aspecto avejentado, espectral, sin vida, como si se hubiera quemado, pero sin embargo no había rastro ninguno de brasa pasada.


Orugas de procesionaria del pino

Una contemplación más detenida te lleva a adivinar la causa, el bosque ha sido invadido por la procesionaria (Thaumetopoea pityocampa) y al parecer no ha recibido tratamiento adecuado para la plaga. Posiblemente rebroten las hojas en primavera y esperemos que los depredadores naturales mantengan la plaga bajo control. De algunos de éstos el bosque estaba lleno, carbonero común, carbonero garrapinos, herrerillo capuchino.

Mixomiceto avanzando por una corteza de pino

El suelo del bosque rebosaba vida, bastante humedad que permite que el piso del bosque sea casi musgo, formaciones de líquenes por todas partes, brezo con todavía alguna florecilla y muchas setas  de todo tipo. Ninguna ha sido de las comestibles, ¿cuántos habrán pasado ya por el mismo lugar? Prueba de ello la cantidad de ejemplares destrozados por el suelo ¿con qué objeto? Todo tiene su función en el bosque, y aunque el hombre no lo aproveche que por lo menos lo respete.


Líquen dejando asomar a una briofita

Hoy me he dedicado a mirarlo con más minuciosidad si cabe y prueba de ello son estas imágenes, algunas de ellas podrían ser motivo de galería de arte.

Una piedra de culebra




Parecen ríos de púrpura o pulmón
(el líquen de antes modificado)



 Parece un fondo marino
(el líquen de antes modificado)

Las procesionarias de antes viradas



El árbol de pino en azules


1 comentario:

  1. Preciosas imagenes !!! muy bellas de verdad!! es cierto como arte y naturaleza llegan a esa simbiosis!!
    Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar

Si algo de lo observado te invita a comentar, puedes hacerlo. Será bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...