27 de mayo de 2010

Pájaros en la dehesa de roble albar

26 mayo 2010
 dehesa en la Demanda
Entre mis bosques, hay uno casi mágico que es  una dehesa de roble albar (Quercus petraea)  salpicada de roble negral (Quercus pyrenaica) con ejemplares de muchos cientos de años. Es una de las mejores dehesas que se conocen. Muchas veces me acerco a este rincón en la Sierra de la Demanda en Burgos y recorro cada centímetro. Se oyen los pájaros, pero resultan muy difíciles de atisbar. Cuando lo visito en los meses de abril y mayo es cuando más actividad hay, los pájaros están más afanosos bien emparejándose o recogiendo material para los nidos. Además a los árboles todavía les queda un poco para que su follaje cubra sus ramas.

Carbonero común (Parus major)
Entre los que siempre veo se encuentran los pinzones, también son frecuentes el carbonero común, y el herrerillo común. A veces pasan no sin cierta escandalera los mitos.

Herrerillo común (Parus caeruleus)
Mito (Aegithalos caudatus)
Si te quedas quieto en mitad del bosque es fácil ver algún pájaro que vuela bajo, hacia el tronco del árbol, luego se le ve que va subiendo por el tronco, poco a poco. Este comportamiento hace que piense en que pueda ser bien el agateador común o el trepador azul. De los dos he visto en este mágico bosque, aunque últimamente con más frecuencia al trepador azul. El trepador es capaz de subir y bajar por el tronco y tiene un aspecto inconfundible, con ese antifaz en su carita y su pico tan largo. A veces mete ruido, porque igual coge por ejemplo una bellota, y la golpea una y otra vez con el pico contra el árbol para comerla, es un ruido de golpeo que puede asemejar al de los carpinteros, pero son diferentes. Si se encuentra en este bosque es por la antigüedad del mismo, ya que suele aprovechar nidos abandonados de los picos carpinteros para acomodarlos para criar.
Trepador azul (Sitta europaea)
Trepador azul (Sitta europaea)
Si no ha sido el trepador azul y ves al otro pájaro que sube, y que nunca baja por el tronco, es el agateador, se mimetiza mucho con los troncos de estos robles y además es difícil distinguir el agateador norteño del común, son muy parecidos y además no paran quietos en su progresión. Cuando se le acaba un árbol se va a otro.

Agateador (Certhia sp.)

Es en este lugar donde cada primavera observo al papamoscas cerrojillo, el macho es inconfundible vestido de negro y blanco y en la cabeza ese puntito blanco, a mi se me asemeja a un hábito de monja de clausura. La hembra es más parda. Es fácil verlos cuando una y otra vez van a pillar insectos, haciendo vuelos cortos y volviendo al mismo lugar de partida. 

Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

 Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

Es un bosque con mucha edad, algunos de los troncos son inabarcables por varias personas juntas y es por ello que aquí se ven muchos con claros agujeros de pájaros carpinteros, incluso se oyen en la distancia a veces, pero vete a buscarlos. El otro día un sonido extraño venía hacia mi, y mi sorpresa fue que una pareja de pico picapinos se acercaban a la copa de un roble cercano, allí se detuvieron unos instantes, quizá era el cortejo nupcial.
Pico picapinos (Dendrocopos major)

Recuerdo un día que sobre el bosque de pronto hubo una tormeta bastante fuerte, tuve que meterme debajo de un roble para pasar el apuro y mientras llovía y llovía de repente, a no menos de 10 metros, vi a dos habitantes del bosque perdidos y calados, eran dos corzos casi recién nacidos, como dos bambis de Disney, seguramente con la tormenta se habrían perdido de su madre. Fue una imagen de visto y no visto, pero se quedaron en mi retina para siempre. En otra ocasión que no visité el bosque, mis chicos se dieron de bruces con un jabalí y tres o cuatro jabatos que alegremente comían las bellotas, esta vez la imagen quedó grabada en la retina de mi hijo por entonces con apenas 5 ó 6 años. 

Curruca carrasqueña (Sylvia cantillans)

Reyezuelo listado (Regulus ignicapillus)
Saliendo un poco más del bosque donde la vegetación es mas rala y hay mucho arbusto tipo estepa, jara, pude ver curruca carrasqueña, tarabilla y en otro rincón cercano a un regato varios reyezuelos listados.

hembra de tarabilla común (Saxicola torquata)

Y esto en lo que se refiere a las aves, porque yo creo que es de los lugares donde más especies diferentes de mariposas he visto en un mismo día. Esto es biodiversidad y cercana. Lo malo es que cada día que pasa peligra la vida de este bosque, las necesidades económicas que se ha impuesto el hombre hacen que lugares como éste cada vez queden menos. He visto como a pocos kilómetros de aquí parajes espectaculares han desaparecido en pocos años por la presión humana, ahora sólo quedan en mi retina, como los corzos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si algo de lo observado te invita a comentar, puedes hacerlo. Será bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...