17 de noviembre de 2010

Disfrutando de la marisma de Santoña un día soleado de noviembre

17 noviembre 2010

Zarapito real  ( Numenius arquata )
Este mes de noviembre está resultando bastante inestable en cuanto al tiempo, con demasiados altibajos de borrascas o anticiclones que se solapan, temporales, vientos desmesurados, granizadas, pero por lo menos la inestabilidad ha dado tregua algún día, aunque sólo haya durado apenas unas horas. Aprovechando el momento me di un paseo por la marisma de Santoña, ya que ésta no me suele defraudar en cuanto a disfrute de un poco de naturaleza.

Ría de Escalante. Cantabria

Ya había visto en las entradas de blogs de pájaros que había un ibis sagrado por la zona, lo que no me esperaba es que lo iba a descubrir tan fácilmente. En la zona que llaman charca de Gandarias, estaba un poco lejos y su visión apenas duró segundos puesto que enseguida se escondió detrás de los carrizos. Pero allí estaba, vino volando no sé de donde acompañado de otras aves. Ya había visto algún ibis sagrado, pero en Africa, allí era normal verlo, pero aquí no. Parece ser que los ejemplares que se observan puedan provenir de la cercana Francia, puesto que allí hay una población establecida según dicen los expertos de la Sociedad Española de Ornitología.
Ibis sagrado (Threskiornis aethiopicus)
 Un poco más adelante siguiendo por la carretera de los puentes dirección Santoña, en la zona del convento de Montehano, vi de repente pasar al martín pescador, fue visto y no visto. En otras ocasiones lo he visto más lejos, esta vez pasó justo delante, a pocos metros, en el caminito de detrás del convento que accede a la marisma, justo pasada la cancela. Fue una pena que no pude fotografiarle, mi máquina no da para tanto.
Zarapito trinador  (Numenius phaeopus )
Gaviotas reidoras  (Larus ridibundus) en el canal de Boo
Otro sitio del ritual de ir a ver pájaros de obligado cumplimiento, es cerca de las empresas conserveras de Santoña, Allí  el canal de Boo se dirige camino al mar, hacia la playa contigua al penal del Dueso, la playa de Berría. El canal en su márgen derecha tiene un recorrido peatonal, a la izquierda ves la ría y a la derecha la llamada marisma de Bengoa (o de Solija). Allí hay una gran zona de superficie inundada que aunque la marea baje, permanece con agua y siempre hay patos, fochas, garzas y otros. A mitad de recorrido hay un hide de observación y continuando la marcha se llega hasta la carretera que une Santoña con Argoños. El otro día, en la marisma de Bengoa había un cisne de plumaje un poco deslavado por ser juvenil. También sobrevoló la zona en ese momento un cormorán grande que pude fotografiar. No me canso de mirarlos. También por la hora se iban acercando las garcillas y garcetas a su dormidero. Se acumulan a cientos.
Cisne vulgar (Cygnus olor)

Dormidero de ardeidas en Bengoa

Esta vista de la marisma nunca es igual, aunque recorras el mismo camino, el reflejo de las aguas, el punto de la marea, el color de los carrizos, siempre ofrece una imagen diferente. Las gaviotas te miran desde arriba pasando muy cerca de tu cabeza, incluso algunas se atreven a pararse en el borde del canal desafiantes. En esta zona en marea baja se observan muchas limícolas, casi siempre veo agujas colinegras, zarapitos y correlimos. A veces, ostreros. Estas aves son de una especialización asombrosa, esos picos tan largos para revolver en el fango y buscar su comida. Seguramente volveré en breve porque es ahora o un poco más adelante, cuando aparecen muchas especies en su camino de migración.
Aguja colinegra  (Limosa limosa )
Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)
canal de Boo
Correlimos común (Calidris alpina) con una pata rota

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si algo de lo observado te invita a comentar, puedes hacerlo. Será bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...