30 de septiembre de 2011

Reflexiones sobre reflexiones fotográficas



Primero quiero que me digas en qué mano tienes la naranja.
 - En la derecha -contestó Alicia.
 - Ahora, dijo Carroll - fíjate en el espejo y dime en que mano tiene la naranja la niña que ves en él.
 - En la izquierda  -dijo Alicia.
 - ¿Y cómo se explica eso?  -le preguntó Carroll.
La niña se quedó dudando, pero al fin dijo:
 -Si yo estuviera al otro lado del espejo, ¿no es cierto que la naranja seguiría estando en mi mano derecha?
-¡Bravo, mi pequeña Alicia! -exclamó Carroll- ¡Es la mejor respuesta que he recibido hasta el momento! 

 Alicia miró alrededor suyo, sorprendida.
-Pero, ¿cómo? ¡Si parece que hemos estado bajo este árbol todo el tiempo! ¡Todo está igual que antes!

-¡Pues claro que si! –convino la Reina-. Y ¿Cómo iba a estar si no?

-En mi país –dijo Alicia, que todavía jadeaba un poco al hablar-, cuando se corre durante algún tiempo en una determinada dirección, se suele llegar a alguna parte.

-Tu país debe ser algo lento –comentó la Reina-. Aquí tienes que correr a toda velocidad para poder permanecer en el mismo lugar, y si quieres desplazarte a otro…¡Entonces debes correr el doble de prisa!”.
Existen imágenes decorativas e imágenes para pensar. Una imagen nos puede hacer pensar, la multiplicación de imágenes no nos hace pensar de forma proporcional. Pero ¿pensar en qué? Este es el reto y el punto de partida de cada uno de los trabajos de Fontcuberta (Premio Nacional de Fotografía), articular un conjunto de imágenes que oriente al espectador, observador o usuario, hacia unas determinadas cosas con el fin de cuestionar, debatir o sencillamente reflexionar.

La reflexión luminosa es un fenómeno en virtud del cual la luz al incidir sobre la superficie de los cuerpos cambia de dirección, invirtiéndose el sentido de su propagación. En cierto modo se podría comparar con el rebote que sufre una bola de billar cuando es lanzada contra una de las bandas de la mesa. La visión de los objetos se lleva a cabo precisamente gracias al fenómeno de la reflexión. Un objeto cualquiera, a menos que no sea una fuente en sí mismo, permanecerá invisible en tanto no sea iluminado. Los rayos luminosos que provienen de la fuente se reflejan en la superficie del objeto y revelan al observador los detalles de su forma y su tamaño.

Siempre se ha pensado que la fotografía representaba la realidad y por ello, también representaba la verdad. La fotografía digital, al ser abiertamente manipulable y tratable por programas informáticos, ha puesto de manifiesto que esa verdad ha dejado de ser realidad.

La fotografía de reflexión es un tipo de fotografía en la cual se utiliza agua, ventanas y espejos para poder obtener un reflejo de algo particular. La habilidad del fotógrafo está en tratar de ver cosas donde los demás no ven, en darle un plus de creatividad e imaginación.

Entre las muchas formas de combatir la nada, una de las mejores es hacer fotografías.
(Julio Cortazar)


 
 
 


 

1 comentario:

  1. Interesantes reflexiones sobre las reflexiones. Las reflexiones manipuladas en la fotografía obviamente se notan y sólo tienen un fin artístico o provocar el análisis. En el arte son más complicadas de lo que parecen, y yo cofieso que es otra cosa que no domino.

    ResponderEliminar

Si algo de lo observado te invita a comentar, puedes hacerlo. Será bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...