5 de marzo de 2012

Algo de naturaleza cercana


Casa en Dícido.

Cuando voy y vuelvo del trabajo, ahora que ya ha acabadado febrero, ya se empieza a notar la próxima primavera. A los pájaros se les ve más inquietos y no paran de cantar, señal de temporada de celo. Así que me he acercado a dos zonas cercanas para conectar con la naturaleza. 
Petirrojo (Erithacus rubecula)
 

zorzal común (Turdus philomelos)
Mosquitero comun


Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea)

Uno de los días me acerqué a Mioño, pedanía de Castro-Urdiales. Allí discurre el río Cabrera que desemboca en la playa de Dícido, este pequeño curso de agua se encuentra rodeado de abundante vegetación y es normal ver abundantes pájaros. Me acerco muchas veces, y uno de los que me hace volver es el  martin pescador que no se deja fotografiar. Esta vez ni siquiera lo he visto pasar. Sí aproveché el solecillo del sábado para hacer un dibujo rápido de una casa, no sé si de indianos, que me resulta agradable.
Petirrojo o txantxangorri  (Erithacus rubecula)




Mosquitero

Para el domingo que amaneció muy nuboso y amenazando lluvia, me acerqué al Humedal de Bolue en Getxo. Hace poco han acabado los trabajos de  regeneración y limpieza de la zona haciendose más accesible la visibilidad hacia el humedal. Han instalado unos nuevos observatorios, aunque resulta algo mejor la observación de pájaros que antes, no sé si el diseño es el más acertado. Porque para poder mirar de pie tienes que medir de 1,80 para arriba, (malo en mi caso que soy casi enana), o si no, debes ser una criatura de corta edad, o sea medir como 1 metro. De tal manera, que para poder observar o sacar fotos debes estar en cuclillas o de rodillas, de esta forma no te puedes permitir permanecer demasiado tiempo en la misma posición. He pensado que llevaré una silla plegable de camping.
Humedal de Bolue

En estos dos días he visto a varios pájaros, viejos conocidos, los mosquiteros estaban muy activos comiendo, tanto en Bolue como en Mioño, las lavanderas igualmente activas, la blanca y la cascadeña, el ruiseñor bastardo no paraba entre el follaje de los árboles. Los mirlos y zorzales saliendo rápido asustados y los petirrojos en cualquier esquina cantando. De lejos en el cielo una pareja de ratoneros me sobrevolaba.  En Bolue se oía a un rascón, que apareció cerca del observatorio pero que no pude fotografiar, las agachadizas allá a lo lejos sin apenas moverse, pollas de agua, patos azulones, algún carbonero en los arbustos, y pinzones. Pero en Bolue si vi, al que no había visto en Dícido el día anterior, al martin pescador, al principio una pareja a lo lejos descansando en unos arbustos. Uno de ellos desapareció, pero el otro de vez en cuando se movía a pescar, con una rapidez y una precisión inmaculada bajaba al agua para luego subir de nuevo a los árboles a comer su presa.




martin pescador (Alcedo atthis)
martin pescador (Alcedo atthis)
martin pescador (Alcedo atthis)
 
Disfruté hasta que vino la lluvia y me tuve que marchar.

 

4 comentarios:

  1. Que belleza de pajaritos, y su entorno, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. !que pajaros mas preciosos y como alegran la vista!

    un abrazo

    ResponderEliminar

Si algo de lo observado te invita a comentar, puedes hacerlo. Será bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...