16 de junio de 2014

Inicios en aguafuerte

Una inmersión en el mundo del grabado incluye obligatoriamente aprender la técnica del aguafuerte, es una técnica de grabado de las llamadas indirectas dentro del grabado calcográfico. Se trata de que el dibujo realizado sobre una plancha de metal previamente barnizada, lo corroe un ácido y éste es el que realiza las lineas, de ahí lo de técnica indirecta, cuanto mayor tiempo esté la plancha sumergida en el ácido mayor será la hendidura realizada y más oscura saldrá la posterior estampa. Y se trata de una técnica calcográfica ya que en este caso lo que se graba (lo dibujado) es lo que se estampará, al contrario de las técnicas en relieve, como el linograbado del que también hice una pequeña incursión en otra entrada del blog.
Una vez preparada la plancha con el ácido, el proceso de estampación resulta laborioso,  la tinta se ha de introducir en los huecos realizados por el ácido con una rasqueta y retirarla cuidadosamente con una tarlatana, que es una tela rígida que permite retirar el resto de tinta pero que no quita la que se ha introducido en los surcos. Posteriormente se estampará en el papel de grabado con el uso del tórculo, que hará la suficiente presión sobre la plancha y el papel para transferir la tinta al papel. Quedará una linea nítida en el papel.
Yo me he permitido hacer pruebas, diferentes del clásico aguafuerte monocolor, con la introducción de acuarelas u otros. Y aquí alguno de los resultados de la primera plancha de cobre que he trabajado.






2 comentarios:

  1. Menudo curro! gracias por el post

    ResponderEliminar
  2. Sigue siendo una espinita que tengo clavada, me encantaría probar la técnica, desde el linograbado que me quedé con las ganas.

    Un abrazo, buena semana.

    ResponderEliminar

Si algo de lo observado te invita a comentar, puedes hacerlo. Será bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...