28 de diciembre de 2014

El ritmo de la vida

Tiempo de nieve
Acuarela
papel Michel 30 x 42
Hoy es domingo, pero no un domingo cualquiera, es el último de este año 2014. Transcurre el periodo de Navidad y viene el año nuevo, a veces discurre rápidamente y a veces muy lentamente, tal es la percepción subjetiva del tiempo, tan dispar para cada persona. Dicen algunos estudiosos que el paso del tiempo es más rápido a medida que envejecemos y es una cuestión de gasto de energía por parte del cerebro, nos hacemos más rutinarios y aprendemos menos. 
¿y yo que me paso la vida continuamente aprendiendo? ¿significará algo? quiero hacerme la ilusión de que el año que viene lo voy a aprovechar minuto a minuto y que se haga largo, casi eterno disfrutando de lo que me gusta, como cuando era niña y las vacaciones duraban meses o años, o lo remoto que se veía todo lo que concernía a los adultos. Quiero que pase rápidamente lo que no me guste, como un flash, y ya puestos, que esto negativo le ocurra a todo el mundo, que sea un flash o un mal sueño. No sé, incluso lo pediría no sólo a las personas de este planeta, sino al propio planeta, que todo se volviera mejor, más saludable, más humano, pero.... hoy también es el día de los inocentes.

feliz año 2015 


3 comentarios:

  1. Y el día que no aprendamos mal vamos.
    Un abrazo.

    Y felices de todo, año que viene incluido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Sergio, la vida es continuo aprendizaje. Saluditos y feliz año.

      Eliminar
  2. I wish you a wonderful new year

    ResponderEliminar

Si algo de lo observado te invita a comentar, puedes hacerlo. Será bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...