27 de enero de 2016

Un día con suerte


Treparriscos

Alguien diría que el mundo está lleno de pájaros, pero hay algunos que son bastante difíciles de observar. Siguiendo el blog de Miradas cantábricas se indicaba hace pocos días que se había visto a un treparriscos en la zona del Duranguesado, en concreto en el Mugarra. Así que viendo que la previsión meteorológica era buena para el fin de semana, nos animamos a subir al collado de Mugarrikolanda con la intención de acercarnos a las paredes verticales a ver si teníamos suerte.
Treparriscos


El treparriscos (Tichodroma muraria) es un ave bastante escasa y además suele estar en las cimas calcáreas del continente, en los Alpes, Pirineos, en paredones de entre 2200 y 3.000 m de altitud. En invierno amplía horizontes y llega a zonas calizas de la meseta o serranías del sur o como ahora que se ha visto en Euskadi. También llamado pájaro arañero, pues es la alimentación que consume con su largo pico.
Treparriscos

Treparriscos

Gracias a las indicaciones de varios ornitólogos que allí se encontraban, al de poco de llegar apareció el treparriscos en la zona en sombra de la pared. Qué suerte tuvimos. Cogí los prismáticos y miré, de tamaño no muy grande, no paraba de moverse hacia arriba en la roca, al parecer alimentándose y haciendo pequeños vuelos Un pico muy largo. Había distancia de donde me encontraba, así que las fotografías son testimoniales, pero las pongo porque es un pájaro bastante vistoso.

Gorrión alpino


Gorrión alpino



Gorrión alpino


Gorrión alpino
Además también vi por primera vez otro pájaro difícil, el gorrión alpino (Montifringilla nivalis), que al igual que el treparriscos es complicado de observar. Me pareció muy elegante, con ese pico tan amarillo y su plumaje tan contrastado. Vinieron un grupito de ellos y pude verlos muy cerca.
Chova piquigualda

Otros que no faltaron fueron el acentor alpino (Prunella collaris) y las chovas piquigualdas (Pyrrhocorax graculus). En la lejanía también se veían algunos buitres leonados.

Acentor alpino

En los ratos de espera saqué mis cuadernos y tomé unas notas del entorno. El lugar merece la pena para quien no lo conozca, en esta ocasión subí por una ruta diferente, por el barrio de Orozketa de Durango y no hice cumbre, pero disfruté de las vistas. En alguna otra ocasión ha subido desde Mañaria.
Artzetagan, desde la pared del Mugarra


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si algo de lo observado te invita a comentar, puedes hacerlo. Será bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...