16 de febrero de 2016

En vertical


Caminar mirando el mar, ese mar Cantábrico que a veces ruge y otras está tranquilo. Ver desde la orilla como rompen las olas, seguir su ritmo y su olor, cómo el agua fabrica un fino espejo sobre la arena, observar desde lo alto del acantilado a las aves mecerse a favor del viento, intentar descubrir donde se encuentran esta vez los cormoranes moñudos, caminar rápido porque amenaza tormenta, llegarse en marea alta al final del espigón para ver golpear las olas y sentir el agua pulverizada en el rostro, ver que las dunas se están recuperando e intentar llegar al faro por la montaña. Descubrir la isla del dragón llena de gaviotas sobrevolando. Sentir a la madre naturaleza.








3 comentarios:

  1. Me encantan tus fotografias y me inspiran. Una pregunta ¿puedo utilizar alguna para pintar alguna acuarela?
    Gracias por tu blog!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus fotografias y me inspiran. Una pregunta ¿puedo utilizar alguna para pintar alguna acuarela?
    Gracias por tu blog!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes perfectamente. Yo siempre que fotografío algo es porque me motiva para pintar, ha sido así desde siempre. Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Si algo de lo observado te invita a comentar, puedes hacerlo. Será bienvenido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...