27 de julio de 2009

Practicando con el agua. Acuarela

27 julio 2009
Intentar congeniar con el agua es una tarea difícil para mi. No puedo dedicar todo el tiempo que quisiera para poder prosperar un poco más. De todos modos a pesar del tiempo transcurrido sin tocar los pinceles, no me he visto tan mal. Pero pido más.

21 de julio de 2009

Una mariposa en peligro, la apolo

21 julio 2009
Parnsassius apollo. Sierra de La Demanda. Burgos
La mariposa apolo, de nombre científico Parnassius apollo es una de las más bellas de nuestra geografía. Es difícil encontrarla y a sabiendas de ello, ya el año pasado emprendí su búsqueda. Hoy me siento orgullosa de haberla visto en varias ocasiones, pero la primera vez fue uno de esos retos que uno se plantea, pues sabiendo que podía encontrarse por la Sierra de La Demanda allí me encaminé a cerca de los 2.000 metros de altitud. El sentirla volar es muy agradable, mueve sus alas como si fuesen de papel, al batirlas ofrece un sonido especial, cae al suelo entre las piedras, se mimetiza tanto que sin darte cuenta te sitúas encima de ella e inmediatamente vuelve a volar. El año pasado pude contar incluso 30 ejemplares en la zona descubierta de La Demanda en Burgos, no del todo inaccesible, aunque posiblemente poca gente sea testigo de estos vuelos de altura, un lujo sabiendo que ya quedan pocas colonias.
Parnsassius apollo. Montaña palentina. Palencia
Es de suponer que el nombre que se le dio se refiera a Apolo dios griego de la luz y del sol, hermano de la luna e hijo de Zeus, habitante del Parnaso que según los griegos es morada de las Musas y de Apolo. Quizá pueda ser debido a la fragilidad y belleza de la mariposa, a que se la puede observar volando si hay sol, si no, deja de volar y se posa en el suelo siendo fácilmente atrapable, motivo por el cual han podido descender las poblaciones.
Parnsassius apollo. Montaña palentina. Palencia
Es una especie que se encuentra protegida por algunos convenios (CITES, Convenio de Berna y Directiva de Hábitats) y se encuentra en riesgo, según algunas fuentes en el Libro Rojo de los invertebrados de España, dadas las características de la especie. Se encuentra dispersa en sierras elevadas y montañas de formación rocosa de entre 800-1000 m hasta los 3000 m, no mezclándose las colonias de los diferentes enclaves y habiendo adoptado características diferentes según las zonas, atribuyéndose hasta 23 subespecies en la Península aunque no hay criterio unánime a este respecto.
Muerte de Parnsassius apollo. Montaña palentina. Palencia
Este último mes de julio he visto muchísimas Apolo en la Montaña Palentina, al norte de la provincia en un enclave ciertamente turístico, incluso a pie de un gran aparcamiento, eso sí, situado en una zona elevada con magníficas vistas a varios valles, pueblos y Curavacas. El pasado fin de semana las he visto (unos 6 ejemplares) en la Demanda Riojana, en un recorrido por una de sus cumbres más altas.

16 de julio de 2009

Subida al Ganekogorta desde Zollo

16 julio 2009
Una tarde cualquiera de un día cualquiera, como por ejemplo este martes 14 de julio, después de la jornada laboral de rigor, pues no hice otra cosa que subir al Ganekogorta (998 metros), así como quien no quiere la cosa y teniendo en cuenta que ya no soy una niña, y he pasado hace tiempo de ser joven a ser tratada como señora y de Vd. por los que sí son jóvenes, pues no se dio mal la tarde.
Zollo-Elexalde. Punto salida hacia el Ganekogorta
El desnivel que hicimos mi pareja y yo partiendo de Zollo-Elexalde (a 4,5 Km de Ugao-Miraballes) fue de prácticamente 700 metros y tardamos en llegar a la cima casi las 2 horas desde el punto de inicio, en el cementerio de esta localidad vizcaína de Zollo.
foto 1 .Desvio a tomar para subir al Ganekogorta desde Zollo
Este monte, el Ganekogorta es quien me da la bienvenida a las mañanas, lleva acompañando a diario a mi ojo mientras me praparo para ir al trabajo durante los últimos 25 años, lo veo desde la ventana de mi cocina y es él quien me indica el pulso del tiempo, si lo ilumina el sol al amanecer (como hoy), si ha venido el frente húmedo y lo envuelve un manto de nubes, si aparecen las primeras nieves, si sube o baja el nivel de la nieve caida, en definitiva es mi referencia. Siempre he pensado que sería interesante subir a la cima y mirar desde ese lado hacia mi ventana y por fin he culminado este sueño.
foto2 Vista del Ganekogorta al inicio de la ascensión desde Zollo
Voy a describir un poco el recorrido realizado para que sea éste post mi memoria de lo andado.
A la localidad de Zollo llegué en coche, habiendo tomado desde Bilbao la autopista A68 dirección Burgos y habiendo salido de la misma en su primera salida: Arrigorriaga y Ugao-Miraballes. Siguiendo por esta carretera general y llegando a Ugao-Miraballes no hay que internarse en el pueblo (que es hacia la izquierda) sino seguir la carretera dirección Orduña, a menos de un kilómetro hay una pequeña señalización a la derecha que indica Zollo: coger esta carretera. Seguir durante 4,5 Km entre bosques y baserris magníficos hasta llegar al final donde hay zona de aparcamiento.
foto3. Valla de ganado al final del primer tramo de ascensión al Ganekorgorta desde Zollo
Hay que dirigirse camino al cementerio (kanposantua) por una pista que hay que seguir dejando a la parte izquierda el cementerio. No se lleva caminado ni cinco minutos cuando se llega a un cruce de pistas, la que sigue recto, otra a la izquierda y la de la derecha. Aquí hay que coger la de la derecha que practicamente hace ángulo de 90º, si se fija uno bien a la derecha de un pino hay un hito de piedras indicativo (ver foto1). Seguir por esta pista que desde su comienzo es ascendente y que pronto dobla hacia la izquierda y sigue recto siempre subiendo. Se camina rodeado de pinos y de vez en cuando se ve en la lejanía mirando de frente y hacia la izquierda arriba el destino que vamos buscando, la cima del Ganekogorta (en la foto2 he puesto una indicación de dónde está situado el poste geodésico de la cima, para que nos hagamos una idea de hacia donde nos encaminamos).
foto4. Subida Ganekogorta. Poste muy deteriorado indicando dirección Llodio o Zollo
Se sigue subiendo bastante rato, igual 30 minutos o más. Algunos desvíos de esta pista principal aparecen en el recorrido, pero la tendencia es seguir la pista marcada, siempre recta y hacia arriba, seguir subiendo, no hay que perder la referencia visual del monte al que vamos , unos cables eléctricos se elevan sobre nuestra cabeza hacia el final de este tramo, hasta que se llega a una valla de cierre para ganado (foto3), bastante oxidada. A partir de aquí el camino se hace pista algo mejor y más llano pasando como a la otra vertiente del monte, se puede incluso apreciar mirando hacia la derecha la antena del monte próximo el Pagasarri. Seguir este camino, a él llega despues de un rato una pista señalizada desde abajo del monte, despues hay un momento que se añade otro camino a la izquierda (foto4), es el que viene desde Llodio, seguir hasta llegar al poste de indicación (foto5), en el que hacia la derecha se va al Pagasarri, y hacia arriba e izquierda subiendo se accede a la cima del Ganekogorta aquí dice 2,4 km, indica a Zollo de donde venimos 3,3 km. Todavía queda mucho, pero ahora ya no hay arbolado, todo es hierba en mucha pendiente y la senda está muy marcada. Ahora toca seguir pasito a pasito, sin prisa, que la pendiente es grande y ver el poste geodésico de la cima todavía va a costar un poco.
foto5. Poste indicativo de recorridos
Es desmoralizante ver cómo bajan jóvenes en mountain bike a toda pastilla, ni sudan. Pero con paciencia se llega, 1 h y 50 min, no está mal. Arriba hace un viento y frío importantes, se ha nublado un poco y hay que ponerse de inmediato ropa de abrigo, incluso de haber tenido unos guantes me los hubiera puesto gustosa, porque mis manos se revolvían con pinchazos y calambres.
Mural cerámico del Ganekogorta

13 de julio de 2009

Mariposa vistosa. Papilio machaon

13 julio 2009
Papilio machaon
Una de las mariposas más vistosas de nuestra geografía ibérica es ésta perteneciente a la familia Papilionidae, la Macaón (Papilio machaon). Vuela en casi todos los lugares y es de gran tamaño. Mi primer encuentro con ella fue en la primavera pasada un día que subí al monte Serantes. Este monte emblemático a la salida de la ría de Bilbao en el municipio de Santurce merece la pena su visita para los que no se hayan atrevido nunca, es un paseo sencillo y desde la cima se divisa el superpuerto vizcaíno, la salida de la ría atravesada por el centenario Puente Colgante, el muelle de Getxo y sus playas y los acantilados de La Galea. Ese día justo al llegar a la cima, allí donde está una antena, encontré a esta mariposa tan bonita. Iba dando tumbos de un lado a otro como si fuera un cometa, dejándose caer por efecto del viento.
Papilio machaon aterrizando
Parece que este comportamiento es frecuente entre los papilionidos, y seguramente es verdad porque en el mismo lugar encontré un ejemplar de otra mariposa tan vistosa o más que ésta, la chupaleches (Iphiclides feisthamelii).
Papilio machaon
Aparte de otros encuentros con la Macaón de los que no tengo constancia fotográfica, este fin de semana subiendo a otro monte sencillito, Peña Carazo, situado cerca de Salas de los Infantes en la provincia de Burgos, vi volar también en la cima, que está formada por una meseta sin apenas vegetación, a esta mariposa. Al principio no pensé que era ésta, porque tenía los colores muy apagados y su vuelo tan rápido y sin dejar tiempo a la contemplación me impidieron renocerla. Sólo más tarde una vez tomadas las instantáneas pude definirlo con claridad. Resultaba curioso observarla como se veía atraida para libar por unos cardos, los únicos que había en mucho terreno alrededor y cómo una y otra vez competía con otra mariposa (una Melanargia lachesis) por el mismo cardo. Después de un ratillo se iba, pero volvía de nuevo, hasta que ya se fue.
Papilio machaon

10 de julio de 2009

Mi combinación particular

10 julio 2009
Polygonia c-album & Viola sp
Tengo una necesidad: más tiempo, para poder realizar tantas cosas que pasan por mi cabeza. Ahora que me dedico un poco más a visitas al campo, al medio natural, y estoy conociendo y reconociendo a los mil y un seres vivos que nos rodean, por cierto tarea complicada y que requiere mucha atención, pues tengo un poco abandonadas otras facetas más artísticas o creativas. Se me ha ocurrido mezclar una mariposa la C-blanca (Polygonia c-album) que es muy interesante de ver y que fotografíe en la Sierra de la Demanda (zona de Burgos), con una flor que me gusta particularmente, una violetilla silvestre (Viola sp.) y hacer unos falsos fractales con photoshop.
Ahora que si de algún que otro fractal más serio se trata, añado algunos hechos con el programa Apophysis dentro del proceso de aprendizaje que llevo a ratos.
Planetilla verde arbolado
Helicópteros en conexión
enana malva
burger apo


6 de julio de 2009

Mariposas del bosque

8 julio 2009
Las mariposas diurnas me llaman mucho la atención, y estoy intentando conocerlas un poco más, me resulta realmente difícil distinguir unas de otras, ciertamente es complicado, como aficionada iré indicando las especies que creo que voy viendo.
Blanca del majuelo (Aporia crataegi)
De las primeras que he visto ya en mayo es esta mariposa de tamaño grande. Parece que no tiene confusión con otras por ser totalmente blanca y viéndose las nervaduras en color negro. Al volar da la sensación de un papiro moviéndose, y por lo menos se dejó fotografiar. Permaneció inmóvil agarrada a una frágil ramita.
Esta otra Aporia fotografiada a finales de junio ha visto su destino truncado por caer a un pequeño riachuelo. La planta nutricia es el Crategus monogyna, que es el típico majuelo o también llamado espino albar, es ese arbusto que florece en primavera con flores blancas y que tiene pinchos, luego sus frutos son unas bolitas rojas chiquitinas tan pequeñas como los guisantes. Es bastante frecuente encontrarla en cualquier ambiente siempre que haya arbustos cercanos o incluso frutales como cerezos, perales, almendros...etc.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...