28 de febrero de 2010

Trocito de paisaje industrial de la ría de Bilbao

28 febrero 2010
Torre del edificio Molinos Vascos. Zorroza
42 x 27 * papel Arches grano grueso

Hay algunos lugares que me atraen especialmente de la ría de Bilbao. Aunque no son barrios a los que suelo ir a menudo, de vez en cuando me acerco un ratito a comtemplar estos parajes industriales y antiguos que tanto me gustan.
muelle de Zorrotza química y fábrica harinas

Justo enfrente de la Ribera de Deusto se encuentra el muelle de Zorrotza y en su recorrido junto a la ría se aprecia una importante actividad industrial.

Química del muelle de Zorrotza

El conjunto de edificios que hoy constituyen una fábrica de industria química y de descontaminación de residuos aporta una imagen a la ría llena de contrastes. Sus montañas de chatarra oxidada en el muelle y las grúas rojiazules resaltan sobre los edificios blancos y la chimenea escupiendo un humo blanco de continuo.

 chimenea de Zorrotza

Estos edificios al parecer anteriormente fueron una central térmoeléctrica "Eléctrica del Nervión" que se creó en 1894 para suministro al tranvía eléctrico.  Posteriormente, desde 1945 se dedican a la Industria química en los dos pabellones que han quedado de los originales.

Química del muelle de Zorrotza

Si seguimos con la mirada ría abajo se encuentra un edificio en ruinas para mi sorprendente, es la antigua fábrica de harinas. Este edificio se terminó de construir en 1924 y solamente tuvo actividad durante 4 años. Este edificio que se construyó según proyecto del arquitecto Federico Ugalde, perteneció a la harinera "Grandes Molinos Vascos". Se dedicó a la elaboración de harina fina, usando los métodos más avanzados de la época. Fue el segundo edificio que se construyó en hormigon armado en Bilbao (el primero fue la harinera Ceres en pleno muelle de la Merced).

 Grandes Molinos Vascos S.A.

Tiene varios pisos que se destinaron a almacen y molienda de cereal, trigo y maiz que se traían en barco hasta el muelle. Su ubicación le permitía descargar el grano, directamente desde el buque a los silos, por procedimientos neumáticos y transportar sus productos a través de los ferrocarriles de vía estrecha. Alberga en su interior 23 silos, 15 son enormes de 22 metros y con capacidad para almacenar hasta 75 toneladas de grano. Dejó de utilizarse en 1929 debido a la crisis de precios y las malas cosechas.

  Grandes Molinos Vascos S.A.

El edificio Molinos Vascos está incluido en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco por lo que podremos disfrutar de su vista. Aunque ahora mismo está muy deteriorado, posiblemente sea rehabilitado con alguna función museística. Sobre todo pensando que justo enfrente, en la ribera de Deusto se tiene aprobado un proyecto de la arquitecta iraquí Zaha Hadid con intención de hacer un mini-Manhattan.

 
 Grandes Molinos Vascos S.A.

Quizás por estas historias que llevan aparejadas es por lo que me gusta pintarlos.

 
 óleo sobre tabla 100 x 81

 
ría desde la ribera
36 x 26* papel Arches grano grueso

Si quereis ver el interior: Imágenes del interior de Grandes Molinos Vascos fotografías de Alfonso Batalla



21 de febrero de 2010

Un agradable paseo después del mal tiempo. Dícido de Mioño

21febrero 2010

Después de tantos y tantos días de mal tiempo, de lluvia, de frio, de nieve, se agradece que un día, sobre todo si cae en fin de semana, el sol asome con fuerza, no importan demasiado esas nubes que a veces se atraviesan en su paso. Pero el día se ve luminoso, no hace demasiado frío, vistos los días anteriores, así que es toda una invitación a recorrer algún sendero.


Garceta común (Egretta garzetta)
Hay un rinconcito en Cantabria, justo cuando dejas atrás Bizkaia por la costa, en Mioño (pedanía de Castro Urdiales), donde un pequeño arroyuelo (río Mioño) sale al mar en una playa denominada de Dícido. El arroyo discurre desde el pueblo en un pequeño tramo de no más de 800 m hasta el mar rodeado de densa vegetación, allí siempre que he paseado hay mucha vida. Los pajarillos ansiosos, cantan o se mueven por el lugar, dejándose ver y fotografiar en ocasiones.

Algunos habitantes del lugar ya los tengo más o menos reconocidos y veo que son habituales, algunos todavía no se me han dejado fotografiar pero es un reto que tarde o temprano conseguiré dada mi perseverancia.

Al igual que tengo localizada en Getxo, aquí también vive y se alimenta una garceta común, se la ve tanto en la pequeña playa como algún tramo del arroyo. Sobrevolando el arroyo siempre veo alguna pareja de lavanderas, he visto ejemplares de lavandera blanca y también de lavandera cascadeña. Si miras detenidamente en alguna piedra que sobresalga del río se puede encontrar alguna, al acercarte llega un momento que salen volando hasta otra zona más alejada de tu presencia, donde no las inquietes. En la playa también es muy habitual observarlas.

Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea)
En algún matorral junto al río se oye un canto que pueda ser del petirrojo, me cuesta a veces encontrarlo porque siempre miro en zona más cercanas de donde realmente se encuentra, me confunde con la fuerza de su canto. Es tan amable que a veces se deja ver muy cerquita, yo creo que es de los pájaros menos asustadizos para con el hombre.

Petirrojo (Erithacus rubecula)
Sobre la maleza, casi al borde del agua, algo se mueve como si fuera algún sagutxu (ratoncillo), pero no, es un chochín, con su colita levantada, es muy pequeño y no se deja fotografiar, desaparece de la misma entre las ramas. En la otra orilla con un comportamiento similar veo otro pajarillo, descubro que no se trata de este último sino de un ruiseñor bastardo que por lo menos, aun moviéndose de continuo no ha desaparecido de la vista.
Ruiseñor bastardo (Cettia cetti)
Lo que sí es abundante son los mosquiteros, están continuamente atrapando en vuelo algún insecto, no paran quietos. Debe de ser un momento bueno del día para comer.

Mosquitero común (Phylloscopus collybita)
Por supuesto que a lo largo del paseo no faltan los abundantes gorriones o los mirlos, también veo curruca capirotada. Debido a que al borde de la carretera hay muchos arbustos diferentes, con sus frutos van alimentando a estas poblaciones de pájaros y por ello es una delicia ir descubriendo uno tras otro revoloteando. Ayer creo que incluso vi una hembra de alcaudón, pero estaba muy lejos. En mi paseo descubrí con gran alegría a una pareja de camachuelos. Primero los vi al salir huyendo cuando me interné por un caminejo junto a una casa abandonada, más tarde los volví a ver sobre un cable no muy lejos de esta primera posición.
Gorrión común (Passer domesticus)
Pero volviendo al arroyo en otra ocasión vi sobre una piedra, cuyo uso de posadero disputaba con las lavanderas, a un andarrios chico, ...cómo me gusta este pajarillo. Lo veo en muchos lugares de la costa, en algún muelle poco transitado paseando por su superficie, o entre las escolleras de algún dique.
Andarrios chico (Actitis hypoleucos)
Esta vez en los árboles que rodean al arroyo frente a un aparcamiento vi una bandada de lúganos que se alimentaban, me quedaban un poco lejos.
cargadero de Dícido. Cantabria
El recorrido es muy agradable no sólo en este tramo sino si se continúa. Al final de la playa junto a la estatua de Neptuno se inicia un paseo, aunque ahora mismo no se puede acceder, hasta el antiguo cargadero de mineral, el cargadero de Dícido. Lo están rehabilitando como mirador del Cantábrico. Son unos 300 m de camino sobre la antigua ruta minera que transportaba el mineral de hierro extraido en las minas de Dícido para su embarque. Neptuno es por el nombre que recibió la explotación minera

Estatua de Neptuno. Explotación minera de Dícido


15 de febrero de 2010

Habitantes de mis planetas fractales

16 febrero 2010


Aquellos planetas fractales de mi imaginación de los que hablé hace ahora algún tiempo, están solos. Necesitan habitantes que caminen por su superficie, que vuelen por sus cielos o naden sobres sus diferentes ambientes líquidos.


 
Por el momento estos son los seres que se han asomado al interior de mi ojo y son poseedores de poderes asombrosos adquiridos en su evolución para sobrevivir en los planetas imaginados.

Bien mirados tienen ciertas similitudes con algunos seres de este planeta nuestro real, quizá pueda ser motivado por  convergencia evolutiva, ya que es un fenómeno por el que organismos diferentes, tienden, bajo presiones ambientales equivalentes, a desarrollar en su evolución características (morfológicas, fisiológicas, etológicas, etc.) semejantes, estando muy alejados evolutivamente unos de otros.
 
Algunas condiciones en esos planetas serán similares a las de la tierra y por eso se han creado seres con estructuras que cumplen las mismas funcionalidades.
  

  

  

  
 Espero que os hayan gustado










14 de febrero de 2010

Una etapa necesaria pero complicada

14 febrero 2010


Una mañana de sábado mientras desayunaba, mi mirada por un momento se fijó en las marcas de la pared. Van señalando puntualmente los centímetros que crece mi hijo adolescente. Mientras las miraba me iba diciendo a mi misma que los problemas y complicaciones que lo acompañan son directamente proporcionales a su crecimiento. Y lo que me queda.

Leyendo una entrada del blog mirando al infinito, veo reflejado lo que ocurre en cualquier centro de secundaria, la desesperación de los profesores y el aburrimiento de los chavales. En el entorno familiar más o menos parecido. Qué es lo que se necesita para motivarlos, por qué la enseñanza tiene que estar tan reglada y tienen que pasar todos por el mismo aro, por qué no se potencian los talentos de cada uno y se los valora y estimula en esos campos para los cuales están especialmente dotados. Abocados al fracaso escolar por no cumplir con las rígidas y uniformes normas. No todos tienen que acabar siendo “ingenieros”, digo yo.  


Esta etapa de la vida es muy complicada, sólo me hago preguntas y leo muchas respuestas de expertos, pero ¿cómo aplicar lo que recomiendan? Parece tan fácil cuando se lee...

El convivir con un adolescente es una “enfermedad” que hay que pasar y que se cura con el tiempo dicen todos los que han pasado antes por ello. Quizá sirvan de consuelo las palabras del médico de Familia inglés, Ronald Gibson. Comenzó una conferencia sobre conflicto generacional, citando cuatro frases:


 1) "Nuestra juventud gusta del lujo y es mal educada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. Ellos no se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos."

 2) "Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país, si la juventud de hoy toma mañana el poder, porque esa juventud es  insoportable, desenfrenada, simplemente horrible."

 3) "Nuestro mundo llegó a su punto crítico. Los hijos ya no escuchan a sus padres. El fin del mundo no puede estar muy lejos."

 4) "Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura."

 Después de enunciar las cuatro citas, el Doctor Gibson, observaba como gran parte de la concurrencia aprobaba cada una de las frases. Aguardó unos instantes a que se acallaran los murmullos de la gente comentando lo expresado y entonces reveló el origen de las frases, diciendo:

 La primera frase es de Sócrates (470 - 399 A .C.).
 La segunda es de Hesíodo (720 A .C.).
 La tercera es de un sacerdote (2.000 A .C.).
 La cuarta estaba escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia (actual Bagdad) y con más de 4.000 años de existencia.

 Y ante la perplejidad de los asistentes, concluyó diciéndoles:
 Señoras Madres y Señores Padres de familia:

 RELÁJENSE, QUE LA COSA SIEMPRE HA SIDO ASÍ...










7 de febrero de 2010

De cómo salvé a un cárabo común

7 febrero 2010
 

Repasando el otro día mis andanzas me encontré con las imágenes que tenía guardadas de un cárabo común que posiblemente hubiera acabado sin quererlo con sus días. Es una historia para mi entrañable y que no me gustaría olvidar, ahora que la he recuperado en mi memoria la comparto con quien virtualmente se acerque a este espacio.

 

puente de Sunbilla y Bidasoa

Estando circunstancialmente en la localidad de Doneztebe (Santesteban - Norte de Navarra), una mañana de primavera se me ocurrió  ir a caminar por la vieja pista que tiempos atrás fue del ferrocarril desde Doneztebe a Sunbilla.  Es un recorrido bastante llano donde te acompaña el cauce del río Bidasoa. Se trata de un paseo recomendable donde los haya, pues se respira paz y naturaleza.  Agotada casi la mañana cuando volvía a Doneztebe y junto a la ribera del río Ezkurra, en el parque del pueblo observé a un perro muy nervioso e inquieto, que ladraba sin cesar arremetiendo contra algo que apenas podía refugiarse contra un murete, como si estuviera entre las cuerdas. La curiosidad me pudo y me acerqué a ver lo que pasaba. El perro tiraba con fuerza de la correa que lo sujetaba y su amo peleaba por alejarlo de allí.  Pronto se acercó otra persona y yo misma. En el suelo se encontraba lo que parecía un búho, más tarde averigüé que era un cárabo común (Strix aluco), como de unos 30 cm y que emitía un continuado grito de alerta o de desesperación.
túnel en la vieja vía del ferrocarril (Sunbilla)

Vi al animal en peligro, el perro podía ser controlado en ese momento, pero si el cárabo se dejaba allí, cualquier otro peligro desconocido le iba a acechar. Seguramente se habría caido del nido, de algún árbol cercano porque parecía un ejemplar joven.
No lo pensé ni un segundo, me acerqué y lo cogí con mis manos, él solo emitía los grititos, pero pronto dejó de hacerlo. Nervioso se movía en mis manos y yo más nerviosa aún sin sabe qué hacer con él.
Siendo foránea del pueblo y estando allí de paso, lo que se me ocurrió fue ir donde algún veterinario.  Un amable viandante me indicó donde había una clínica veterinaria, aunque me advertía que estaría cerrada, no solo por la hora, sino porque era fin de semana. Allí me acerqué y afortunadamente había un teléfono de urgencia. Llamé y me puse en contacto con la mujer del veterinario quien me indicó de la ausencia del mismo, pero que vendría a la tienda para ver qué se podía hacer.

 

Tras un poco de espera con el cárabo en mis manos, la amable mujer me ofreció la solución de dejar en una jaula al animal y ellos se encargarían de avisar a los servicios que se harían cargo del mismo para devolverle su libertad de la forma más adecuada posible.

 
Me despedí de él deseándole lo mejor.


El cárabo (Strix aluco) es una rapaz nocturna que suele encontrarse donde hay árboles viejos con huecos donde poder anidar. Como tiene hábitos nocturnos no es fácil verlo, pero sí se le identifica por el sonido que emite por la noche. Fundamentalmente se alimenta de roedores.




3 de febrero de 2010

Solamente es un poco de agua con pigmentos

3 febrero 2010
Lugares que pertenecen a mi memoria
Calagulla - Mallorca
27 x 42 * papel Arches grano grueso
Este lugar es uno de esos rincones de vacaciones del que me enamoré y donde he pasado algunos veranos. Procuraba llevar conmigo los útiles para hacer algún boceto sobre el terreno, me sentaba sobre cualquier piedra y allí expuesta al sol dibujaba o acuarelaba, nada demasiado importante para mi. Tengo guardada en mi memoria  la calidez de aquellos instantes  y me doy cuenta de que hay lugares que sin darme cuenta, vuelvo a pintarlos.


 
Cala Ratjada (cerca de Son Moll) - Mallorca
28 x 38 * papel de grabado Super Alfa

Este lugar próximo al anterior pero más al este, era uno de los lugares que frecuentaba a menudo. Mientras la familia se dedicaba a coger carramarros o intentar dar de comer a los peces con una caña, yo recorría el caminito costero, entre las rocas y me acercaba a las diferentes calitas que surcan la zona.
 
Desembocadura a la playa de San Antolín de Bedón - Asturias
42 x 29 * papel Arches grano grueso

Asturias, es otro de los territorios a los que tengo gran aprecio, lo he recorrido en numerosas ocasiones, tanto la costa como el interior, a Picos o incluso a lo más alejado, Taramundi. Su costa  tan erosionada ofrece vistas insólitas, donde se entremezclan las rocas, con el agua. Viendo las siluetas recortadas del acantilado sobre la arena de la playa, cuántas veces me he quedado adivinando a qué animal se asemejaban, o escuchando los sonidos de los llamados bufones (¿como el peine del viento en Donostia, pero naturales?).


Playa de San Antolín de Bedón - Asturias
42 x 16 * papel Arches de grano grueso

La playa de San Antolín de Bedón es una de esas playas que no te esperas encontrar, si vas por la carretera  nacional hacia Gijón, hoy la A8, en un recodo de la misma, como saliendo de la nada, aparece esta inmensa playa en la que desemboca el río Bedón haciendo un profundo meandro. Nunca vi unos cantos rodados tan blancos. La parte izquierda de la playa tiene unas rocas horadadas magníficas, que en alguna ocasión he pintado al óleo. Es un entorno con tanta vida que revolotean multitud de gaviotas por allí.
casa cerca de Luarca - Asturias
42 x 16 * papel de grabado Super Alfa


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...